19 Relatos de Magia Bizarra - Javier Tejerina

MagosArtesanos
9788461649389
EN ESPAÑOL
Incluir en la cesta
  • Descripción
  • Ver Vídeo Demo

 

Encuadernación Rústica
ISBN:978-84-616-4938-9
334 páginas

En este libro no encontraréis el último pase ingeniado en un congreso mágico. No hay juegos auténticamente originales, lo que sí hay es una presentación diferente. Son historias acompañadas de efectos mágicos.

La intención más profunda del autor es que sirva de inspiración para nuevas historias que puedas raelizar con tu estilo y los efectos que desees, ampliando la afición a este tipo de Magia.

Esta modalidad de enfoque puede ser interesante para:

  • Los magos que quieran explorar nuevos estilos.
  • Formadores y docentes que quieran reforzar sus explicaciones con efectos mágicos.
  • Cuentacuentos, al añadir un elemento visual a sus actuaciones.
  • Investigadores sobre el mundo de la ficción y los relatos.
  • Psicólogos que utilizan cuentos y metáforas terapeúticas, como un método para llegar mejor a sus pacientes.
  • Para todo el mundo que simplemente quiera disfrutar con una historia.

ÍNDICE

PRÓLOGO.
A QUIÉN VA DIRIGIDO ESTE LIBRO.
MAGIA BIZARRA. Ensayo.
LOS GUIONES.
LOS ESPACIOS DE ACTUACIÓN.
EFECTO Y ATREZZO.
ANTECEDENTES.
LA ESTRUCTURA DRAMÁTICA.
TALLE DE CORTE.
CÓMO PREPARAR UN ESPECTACULO DE MAGIA BIZARRA.
EL ASESINATO DEL SR. KANT.
JULIO VERNE.
LA AGENDA.
EN ALGÚN LUGAR DEL BOSQUE.
LA MAGIA TERAPÉUTICA DE LOS CUENTOS. Ensayo.
MARÍA NAGLOSKA.
ALI YUSUF, EL ISLAMISTA CONVENCIDO.
PEDAGOGÍA Y MAGIA. Ensayo.
GEMAS.
HISTORIAS CORTAS.
CHICAS DE CLUB.
DEDUCCIÓN O INTUICIÓN.
CADENA PARA AMARRES.
MISTERIO EN EL CASTILLO DE ALICE SCOTT.
DENTRO Y FUERA.
EL TEMPLARIO.
EL PAÑUELO DERMO EDUCADOR.
EL TAROT DE MARITXU GULER.
EL SR. DE VASSIMONT.
EL GASTRÓLOGO.
LAS HISTORIAS EN MARKETING. Texto de neuromarketing.
EL MEDALLÓN.
BLANCANIEVES.
BIBLIOGRAFÍA.

PRÓLOGO

“¡No me lo puedo creer!”, dijo Beatriz. Lo había conseguido.

Pasaron casi 40 minutos en los cuales ella se olvidó absolutamente de todos sus problemas; compañeras de trabajo
celosas de su puesto, hipotecas impagables, ex novios incordiantes... Todo había sido apartado a un lado durante ese
lapso de “realidad paralela”. Sí, porque, en ningún caso, lo que aconteció, fue producido por “entes de otra dimensión”. Tan solo la concatenación de palabras constituidas en frases, que suponían una narrativa extraordinaria y mentalmente evasiva. Implicaban la oportunidad de escaparse a otra realidad, a la vez excitante e inquietante, como suele ser lo desconocido. ¡Tan solo le conté un cuento! Entonces, ¿cómo fue que tuvo tanto impacto emocional para Bea? Sencillamente, porque impliqué nombres y objetos reconocibles, a modo de ingredientes y herramientas, para crear manifestaciones únicas, a través de ilusiones y efectos mágicos. Tuve el privilegio de volver a despertar, durante esos minutos, a la Beatriz niña que, en ocasiones, se soltaba de su mano...

La “magia bizarra” bebe de los fundamentos del ilusionismo y, sin duda, de los métodos de la magia mental, aunque resulta absolutamente necesario la aplicación del mentalismo. ¡Vaya! ¿Acaso no es lo mismo magia mental que mentalismo? En mi modesta opinión, no. Entiendo magia mental por una serie de efectos mágicos que emulan manifestaciones espiritistas y similares, como por ejemplo juegos con pizarras. Sin embargo, el auténtico mentalismo, ni siquiera precisa de mecanismos o aparatos. El mentalista basa su puesta en escena prioritariamente en la palabra, en la provocación de emociones y sensaciones, produciendo ilusiones mentales, la mayor parte de ellas, utilizando elementos absolutamente cotidianos, sin trucajes y completamente “examinables”.

Mi anterior comentario es para discernir entre un “entretenedor”
y un “contador de historias”.

A todos nos puede entretener un buen espectáculo de magia, pero no a todos emocionar. De lo contrario, una buena historia, bien construida y narrada, nos puede provocar internamente sobremanera. Si, además, viene acompañada, ilustrada, por elementos lúdicos, juegos con objetos como relojes de arena, fotografías y libros antiguos, pergaminos, péndulos, etc., todo ello contribuirá a generar en nuestra mente un estímulo de profunda intensidad emocional. Porque la magia, no son trucos. La verdadera MAGIA ¡se produce en nosotros! Y, si se cuenta y juega bien, entonces todo cobra sentido y nace la, bien llamada, Magia Bizarra.

El maestro Tejerina me fascinó en una ocasión en la que visitó mi isla mágica, Mallorca. Nos sentamos en una terraza frente al mar y, de una pequeña bolsa, extrajo varios objetos, entre ellos un cajoncito de madera y un pequeño espejo, los cuales utilizó para contarme una historia personal, seguramente de ficción, sobre el universal novelista Julio Verne, que me emocionó y divirtió a la par. Y no cuento más, porque me conmueve, por diversas razones, y prefi ero que lo averigües y experimentes en tu propia mente...

Y ahora, te propongo un juego: Levántate y ponte de pie frente al espejo.

Obsérvate de arriba a abajo varias veces, lentamente. Pon en tu cara un semblante serio, cuasi enfadado y ¡mírate a los ojos! Sin apartar la vista ni un instante, imagina que tu imagen reflejada te quiere agarrar por el cuello y ¡estrangularte! Dime, ¿cuánto has aguantado tu propia visión? ¿Ha llegado a inquietarte tu reflejo...? Solo habrá sido así si, de verdad, sin prejuicios, te has dejado llevar “al otro lado” de TU realidad, a la “ilusión” que habrás sido capaz de re-crear con tu imaginación. Ya ves que, al fi nal, todo habrá sido una extraña y misteriosa fi cción, pero también una simple y maravillosa manifestación de MAGIA BIZARRA. ¿Quieres repetir...?

      Joan Monse Amengual.